Reunión sobre el AN y las Perspectivas Regionales

image_pdfimage_print

10 de junio de 2008

Fue organizada conjuntamente con el Presidente del Gobierno Regional de Ayacucho, Ernesto Molina, y contó con la participación de representantes del gobierno regional, municipalidades, partidos políticos, movimientos regionales, instituciones representativas de la sociedad civil y medios de comunicación.

La reunión se inició con las palabras del Dr. Hernández, quien explicó el significado del AN y del Foro del AN, así como su funcionamiento y dinámica, su composición (que incluye a la Asamblea Nacional de Presidentes de los Gobiernos Regionales – ANGR y a la asociación de Municipalidades del Perú – AMPE) y la importancia del consenso para llegar a acuerdos. Asimismo, se refirió al seguimiento del AN, para el cual se prioriza tres políticas de Estado: la cuarta, sobre la institucionalización del diálogo y la concertación; la quinta, sobre planeamiento estratégico para el logro de objetivos nacionales mediante metas realizables; y la sétima, sobre erradicación de la violencia y fortalecimiento del civismo, que consagra el diálogo como modo de erradicar la violencia.

Los participantes reconocieron la importancia del AN y resaltaron la necesidad de que sus políticas se cumplan. En este marco, mencionaron el plan de desarrollo concertado de Ayacucho (Plan Wari), producto de un diálogo técnico y democrático entre los tres niveles de gobierno y representantes de la sociedad civil, pero que no llegó a concretarse en el presupuesto público. También hubo consenso en la necesidad de contar con un espacio de diálogo y de fortalecer el diálogo entre el gobierno central y el gobierno regional, con miras a conformar un Acuerdo Regional.

Por otro lado, se manifestó la necesidad de contar con un CEPLAN, de implementar las recomendaciones de la Comisión de la Verdad y Reconciliación, y de institucionalizar la participación ciudadana en el Gobierno Regional. Al respecto, el Presidente del Gobierno Regional, Ernesto Molina, se comprometió a impulsar un trabajo coordinado con el Consejo de Coordinación Regional (CCR), los Gobiernos Locales y con la sociedad civil.